dom. May 19th, 2019

Anfieldazo

En una noche histórica para el Liverpool, el Barcelona se dejó bajar del cielo con un 4-0 inapelable.

champions, Anfieldazo, Noticias Deportivas y de la Actualidad

Nadie podía creer lo que pasaba hoy en el Anfield.

Barcelona volvió a defraudar al mundo del fútbol tras dejarse golear por un Liverpool endiablado tras su caída inesperada de 3-0 una semana hace.

Ni el más pesimista del fútbol hubiera pensado que el Liverpool con dos bajas sensibles iba a poder retarle a un Barcelona que venía confiado tras la contundente victoria de la semana pasada. Pero, finalmente no pareció una sorpresa ya que en el partido de la ida, Barcelona solo marcó 3 goles sin jugar. El mayor error viene hoy de Valverde al alinear al mismo 11 que fue arrollado por las embestidas de los “Red Devils“. Así siempre pasa cuando un técnico es muy resultadista. Ganar 3-0 sin jugar nada no invita nunca al optimismo.

Pero, una vez más la fe tuvo razón. No importa cuántas veces has aprendido una lección, si volvés a fallar, te volverá a suceder lo mismo. Es como el causalismo. Por más que los culés hablaran de lección bien aprendida tras el Romazo de hace más de un año apenas, no han podido evitar esta derrota tan dura e histórica. Prueba de ello fue el cuarto gol en el que ningún jugador del Barsa mostró que estaba jugando por evitar lo que ocurrió en Roma. El gol que se devoró Dembélé que hubiese supuesto el 4-0 terminó por echarle al Barcelona en la carrera por la Champions.

A pesar de las dos bajas sensibles, el equipo de Klopp supo golear a un Barcelona taciturno estos últimos años a domicilio en Champions. Nunca en esta Champions, Ter Stegen había encajado más de 2 goles. Pero, con un fútbol tan impredecible, hoy encajó 4 en un partido. Culpa de una defensa febril con errores infantiles.

Un 4-0 cuando tenés al mejor del mundo es inexcusable. Messi quiso, pero no pudo. Alba fue muy errático. Insólito. Suárez muy suave. Coutinho no acaba de arrancar. Solo Vidal mostró que quiso llegar al Wanda. Ojalá todos fueran Vidalistas.

Fue un verdadero Anfieldazo. El Liverpool mandó en el partido desde el minuto 1 al 95. Si no hay sorpresas, le toque quien le toque, Liverpool puede campeonar sin problema.

Ahora, toca recuperarse de esta vergüenza histórica. Messi, postergada tu copa linda tan deseada. Coutinho no es azulgrana. Alba, repacitá!

Liverpool agranda un poco más su leyenda en la Champions. 2005, remontó un 3-0 en contra en 10 minutos frente al Milan de Crespo. 2019, hizo algo solo posible en los sueños de algunos periodistas deportivos anti-culés. Pero, el fútbol es misterioso. Atleticazo 2016, PSG-azo 2017, Turinazo 2017, Romazo 2018 y Anfieldazo 2019,…. No sé cuántos Azos más le falten al Barcelona en estos tiempos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: