dom. May 19th, 2019

No le ayudaron a Messi

Messi no fue ayudado en la serie contra el Liverpool. Creó 11 ocasiones de gol claras, y solo 3 se concretaron. Le dejaron solo en la lucha por su copa tan linda y deseada. Papelón histórico del Barza.

Messi, No le ayudaron a Messi, Noticias Deportivas y de la Actualidad

EPA6986. LIVERPOOL (REINO UNIDO), 07/05/2019.- Lionel Messi del Barcelona reacciona en el juego correspondiente a las semifinales de la Liga de Campeones de la UEFA, este martes en el estadio Anfield de Liverpool (Reino Unido). EFE/ Peter Powell

Es una falta de respeto de verdad a la persona de Messi. No puede ser que se haya dado ese papelón del Martes 7 del mayo. Messi no se mereció eso. Si fuera por Messi, Barcelona le hubiera ganado a Liverpool 11-4 en el global. Messi fue el único en haber creado 11 ocasiones de gol claras en una eliminatoria de semifinales de una champions.

En el primer partido, el partido debiera haber terminado con un claro 5-0 al mínimo si de verdad los jugadores del Barza querían ayudarle a Messi. Dembélé en sus dos minutos que estuvo en la cancha falló 2 goles cantados. El segundo fue increíblemente devorado por él cuando se encontró en un mano a mano con el portero con todo a favor. Vidal se comió otro gol. En vez de reventar el arco de Alisson, prefirió jugar de generoso e hizo un centro horrible. Pero ese gol que se devoró Dembélé quedará para siempre en retina de todos los que ese día se sentaron para ver ese partido.

Toda una temporada hablando de precauciones y lecciones. Todo venía siendo genial hasta que la falta de compromiso y respeto hacia Messi hizo su aparición. Voces del vestuario dejaron entender que se comprometieron los jugadores a traer esa Copa tan linda y deseada al Camp Nou. Messi creía tras el 3-0. Todo el barcelonismo también tenía la fe de que estarían en la Final. Messi advirtió del peligro del partido de vuelta. Todos estaban advertidos desde el Romazo del año pasado. En la sala de prensa antes del partido de vuelta, fue el tema que más fue preguntado por los periodistas. Y las respuestas invitaban al optimismo.

Pero ese martes histórico, un 7 de mayo de 2019 tal como en 1986, Barcelona hizo el mayor ridículo de su historia futbolística.

No puede ser que tengas al mejor del mundo y estés saliendo goleado tras una ventaja que todos daban por definitiva. Sé que el fútbol es impredecible y allí reside su atractivo, pero perder así es una cobardía extrema. Llegaron avisados. A pesar de que los primeros minutos fueron del Liverpool con gol incluido, el Barza supo reponerse. Se crearon 3 ocasiones de gol claras para empatar y enfriar el partido, pero ellos no ayudaban a Messi. Alba tuvo todo a su favor para batirle a Alisson, pero prefirió pasársela a Messi que estaba rodeado y vigilado. Countinho se comió otro gol cantado, pateó la pelota como si nunca supiera jugar. A Suárez se le escapó ese día la garra Charrúa. Chutó flojo un gol que todos ya estaban cantando. Alba, al filo del descanso, se comió otro gol claro. Todo a pase de Messi.

Alba, quien venía haciendo una muy buena temporada, la echó a la basura al errar en los dos primeros 2 goles. Errores infantiles. Luego, un segundo tiempo con un Barza negado a ayudar a Messi a ir a por su Copa Linda y Deseada. Un tercer gol por la parsimonia de un Piqué que venía rompiéndola. Es increíble. Ter Stegen hizo lo que pudo. Aunque pudo hacer más en el segundo gol.

Luego viene el gol de la vergüenza

El cuarto gol que encajó el Barza y que supuso su dolorosa despedida de la Champions tan deseada dejó desnudos a los jugadores. Son considerados por muchos los mejores del mundo. Pasaron por encima a casi todo. Pero, ¿por qué tontos así en un partido tan importante? Nunca he visto algo parecido. Nunca había visto un equipo prevenido que se haya dejado matar así cuando tiene a unos de los mejores del momento. Ese día, nadie le ayudó a Messi. Se sentía solo. Había regalado 3 pases de gol claros y nadie quiso meterlos. Y ahora, le echan la culpa a él.

Yo creo que el primer culpable fue Valverde. Fue el primero que no ayudó a Messi. Countinho cuajó un partido para el olvido en el Camp Nou. Con la misma formación 4-3-3, Liverpool le pasó encima. Solo 3 goles casuales evitaron males mayores. Ganar 3-0 sin jugar nada es muy engañoso. Pero es una pena que los analistas no se lo hayan avisado a Valverde o él no lee. ¿Cómo va a alinear al mismo equipo que no pudo ni supo aguantar el alto voltaje del Liverpool? ¿Cómo dejarle de reserva a Semedo si cuando entró en el Camp Nou, se anotaron los 2 últimos goles del 3-0? Todos hablan de que es un DT de primer nivel, pero los resultados muestran el contrario.

Esas decisiones no le ayudaron a Messi que sudó agua y sangre para llegar a la puerta de la Final. Se quemó el sueño de un jugador que lo quiere ganar todo. Son heridas de por vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: